miércoles, 19 de octubre de 2016

Diario de Misión: 1

Estoy empezando en esto de la gamificación y estoy descubriendo un montón de cosas. Para empezar, la idea de que la gamificación se puede aplicar a multitud de contextos de aprendizaje, muchos de ellos fuera del aula, y con propósitos muy diferentes.

En el proceso de curación de contenidos, que lo he realizado utilizando la herramienta Pinterest, https://es.pinterest.com/isabel_arranz/gamifica-tu-aula/ he podido comprobar cómo la gamificación se utiliza además de en educación, en el mundo de la empresa, los negocios, con fines muy similares a los que perseguimos los educadores.

Me han resultado muy interesantes las herramientas que comparten desde http://www.ayudaparamaestros.com/2016/02/los-mejores-recursos-para-gamificar-tu.html , como por ejemplo Kahoot!, que con su formato concurso, de seguro motivará a mis alumnos.

De los contenidos que voy seleccionando extraigo la idea de que gamificar va más allá de jugar, supone utilizar los mecanismos del juego (todo, las emociones que se poner en marcha, la motivación, etc) aplicados a contextos que no son lúdicos, como por ejemplo, el aula, creando así entornos de aprendizaje en los que el alumno se sienta reforzado, tenga un papel activo y en los que fallar no implica frustración.